Buscar

Cómo ofrecemos al mundo!!!

Como es costumbre, te voy a contar lo que sucedió en nuestra conversación. Pasaron muchas cosas, hubo historias, cuentos, experiencias  y sobre todo hubo magia. El ofrecer parece un tema muy operativo o transaccional, y sin embargo, implica la manera como nos vemos y nos juzgamos como personas.   Hablamos del riesgo que implica ofrecer, pues se trata de abrir espacios para que las personas lleguen y reciban lo que tenemos para entregar:  una clase de yoga, una charla, una sesión de coaching, un taller, un programa de liderazgo, una clase de matemáticas, un escrito, una canción, una creación, un producto…. en fin… todo esto que tenemos para entregar al mundo. Y es que cada una de estas creaciones implica abrirse a la


posibilidad de que nos digan que NO, que No les interesa, que no es el momento, o simplemente que NO llegan al espacio físico abierto para entregar nuestro producto y cumplir nuestra promesa.   Es como pararse al borde de un precipicio con las alas listas para volar… es posible que podamos alzar el vuelo… pero también puede pasar que algo falle…. y qué sería lo peor que podría pasar? La verdad es que después de esta conversación quedé con la conclusión de que lo peor que podría pasar es quedarnos sin ensayar y mantenernos ocultas tras la seudo-seguridad de no mostrar lo que tenemos para dar al mundo. Aprender a recibir el no, nos cuesta. Cuando nos lo encontramos (en diferentes formas, desde el simple y rotundo no, hasta estar paradas en un escenario sin público para escuchar lo que tenemos que decir, pasando por la indiferencia) entramos a cuestionar, no solo lo que ofrecemos, sino que empezamos a ponernos en duda a nosotras! ("No soy buena", "no soy suficiente", “Lo hago mal”). Empezamos a dudar de nuestro valor pues lo ponemos en manos de la aceptación de los otros: muy inestable! Por esto, mencionamos que al tener el propósito claro y coherente con lo que somos, el resultado va a suceder y estaremos más seguras de lo que hacemos y ofrecemos, y si no, será una oportunidad de aprendizaje para la próxima vez. Hay algo, un compromiso con la vida, que nos empuja a volverlo a intentar… y con la esperanza de que esta vez tenga resultado, nos atrevemos a lanzarnos nuevamente al vacío. Aceptamos nuestra vulnerabilidad y reconocemos que nos pueden volver a decir que NO. Pero ante esto, poder decir "al menos lo intenté”, y seguir conectadas con nosotras, creyendo que lo podemos hacer, buscando guías y modelos que me muestren el camino, y ensayar, y no desistir, hace que en algún momento, la oferta sea oída, y oída por más personas de las que podemos imaginarnos.. y todo lo que tenemos para entregar estará siendo recibida por el mundo! Una amiga me decía, a propósito del tema del círculo, que tal vez el tema no es la forma cómo ofrecemos, sino qué estamos ofreciendo… y ahora, después de este círculo, siento que cuando estamos conectadas con lo que estamos ofreciendo, lo que hemos hecho nuestro, lo hemos procesado, trabajado y creemos que está bien, cuando no nos comparamos sino que creemos que el producto es tan único como somos nosotras, surge un producto maravilloso al que pocas personas podrán negarse y llegará a quien tenga que llegar. Como lo dijo alguien en el círculo,  “Ofrecer con propósito nos conecta con eso que estamos entregando más que con el resultado y el reconocimiento”.


Gracias!!!


foto @julianaspinelz

3 vistas

Entradas Recientes

Ver todo