Buscar

Cierre de año

El miércoles pasado estuvimos reunidas alrededor del agradecimiento. Fue un espacio poderoso que nos conecta con la vida. Y es que uno de los agradecimientos que estuvo presente fue el agradecimiento a la muerte. Increíble, no? SI! Este hecho, al que nos enfrentamos, queramos o no, aceptémoslos o no… también trae cosas maravillosas: los abrazos de apoyo, el amor, la compañía de familia y amigos, el espacio para  hacer el duelo. para llorar y de paso, hacerlo por todo lo que no se ha llorado.


Estuvo el agradecimiento por el camino recorrido, que si miramos atrás podemos reconocer la PERFECCION detrás de la imperfección. Mencionamos el agradecimiento a las “muertes pequeñas” que nos encontramos en el día a día y que nos conectan con lo que valoramos y es importante en la vida. Generalmente esto es simple, y al mismo tiempo profundo. Y voy a utilizar este espacio para contarte lo que, personalmente agradecí. Agradecí los pasos que he venido dando frente a mi crecimiento y desarrollo personal: 1. Mi relación con la abundancia y la prosperidad, mi capacidad de generar recursos económicos, al  tiempo que hago lo que amo y me apasiona. Y esto no podía ser posible sin fortalecer mi fe en la abundancia del universo y la confianza en mí misma y en quien soy. 2. El trabajo realizado para aparecer en el mundo, mostrar y entregar lo que tengo para ofrecer, con la tranquilidad de que va a tener valor para quienes lo reciben. 2. Reconocer y aceptar el poder de mi intuición.Saber que la tengo, que la puedo llamar, creerle y actuar con base en sus mensajes, sabiendo que está presente y no, como creía antes, que me llegaba de vez en cuando… y seguiré trabajando y desarrollándola. Agradezco su poder! 3. Mi reciente aprendizaje de expresar y pedir lo que quiero y necesito, poniéndome en primer lugar y sin “adaptarlo" a las necesidades de quienes me rodean…pareciera obvio, y durante mucho tiempo lo tuve olvidado. 4. La conexión que he encontrado entre mi cabeza, mi corazón y mis manos para sentarme frente al computador y escribir lo que hoy estás leyendo (si has llegado hasta aquí). 5. Mi capacidad para trabajar en equipo, para pedir ayuda y para aprender todos los días. 7. Mi trabajo corporal con el Yoga, que nunca he parado de agradecer y que me permite incorporar mis experiencias diarias y utilizar mi cuerpo en beneficio de todo lo que busco o necesito. Y es que esta semana que pasó, a partir de una experiencia muy retadora por la que mi familia está atravesando, todos los puntos anteriores han sido sometidos al Exámen Final (como en el colegio). Y lo maravilloso es que el resultado obtenido hasta ahora (Eso no funciona como el colegio) ha sido muy satisfactorio. Gracias infinitas a Dios y a todos los seres que me han acompañado. No he estado sola. Gacias por leerme, por permitirme compartir esto y gracias a este círculo poderoso y maravilloso que me viene acompañando desde hace varios años. Con mis mejores deseos para ti y los tuyos en esta navidad y en el 2020, Natalia

1 vista

Entradas Recientes

Ver todo
Unete a la comunidad