Buscar

Conversación sobre la amistad

Hola!!! Pareciera que soy poco original, puesto que cada vez que termino el círculo, lo primero y con más fuerza me aparece es el agradecimiento y mis ganas de dar las Gracias!! Y si, hoy estoy dándome las gracias a mí, porque he mantenido este espacio. Cada vez más, me doy cuenta de lo poderoso, reconfortante y nutritivo que es para el alma. Obviamente, esto no podría ser posible si ustedes no estuvieran participando y trayendo sus historias, sus vivencias, reflexiones y aprendizajes a la conversación. Así que gracias a ustedes también. Hoy, nuestra conversación estuvo alrededor de la amistad, de lo valiosas que son las amigas de la vida o las circunstanciales, que vienen a acompañarnos por periodos largos o vienen a entregarnos un mensaje del momento. Pero todas son importantes. Hablamos de las amigas como las hermanas que hemos escogido en la vida… y que estamos dispuestas a hacer lo que sea por una hermana! También reconocimos que estas hermanas son pocas y de un valor inmenso para nuestra calidad de vida. El círculo de hoy estuvo lleno de los elementos de la amistad… complicidad, empatía (esa sensación que se tiene cuando una amiga nos cuenta algo que nos hace vibrar también y que queremos seguir oyendo porque nos emocionamos con nuestra amiga, alcanzamos a sentir las mariposas en la barriga o sentimos la tristeza que nos está comunicando), hubo risa y disfrute, hubo sinceridad, apertura y vulnerabilidad. Al final, llegamos a un punto al que muchas conversaciones nos trae…. a ser amigas de nosotras mismas…. a conocernos, a acompañarnos, a cultivarnos, a reconocer lo que queremos y dedicarnos tiempo de calidad, a amarnos y amar nuestro cuerpo. Empezar por nosotras y por ser nuestras mejores amigas, dejando de lado a esa saboteadora o a ese verdugo que tenemos adentro y que no nos permite gozar y disfrutar todo aquello que la vida está lista para entregarnos. Por último, mencionamos la necesidad de recordar que, así como estamos preparadas y sacamos todas nuestras herramientas cuando viene una situación difícil o retadora para nosotras, también podemos estar preparadas, recibir y dejarnos sorprender por todos los regalos que nos trae la vida. Bienvenido también lo positivo y lo bueno!!! Hoy termino feliz y nuevamente conmovida por el poder de mis amigas y comprometida con cuidarlas y mantenerlas hasta el final de nuestros días. Muchas gracias por acompañarnos en este camino. Con cariño, Natalia

5 vistas

Entradas Recientes

Ver todo