Buscar

Y esta fue la conversación

Gracias, es la palabra que me queda al pensar en lo que pasó hoy en el círculo. Fue un espacio muy sentido. Todas nos conectamos con nuestra relación con la Tristeza. Con nuestros miedos frente a ella, con los mandatos que vienen de nuestra educación que nos permite o no acercarnos a ella y navegar en ella. Y los progresos que sentimos al poder expresarla y aceptar los beneficios de su presencia en nuestras vidas. Nos hizo pensar en lo difícil que es darnos el espacio para sentirla. Y también lo aliviador que resultan los momentos en lo que nos permitimos expresarla.

También nos conectamos con la vida, con nuestro deseo de vivir en el presente sin expectativas, con nuestro deseo de dejar lo mejor de nosotras en cada cosa que hacemos y, que sabiendo que nos equivocamos, volveremos a ensayar. Hablamos de nuestro compromiso con Ser antes de Decir muchas cosas a nuestros hijos… que es de nuestro ejemplo, más que nuestras palabras y teorías lo que ellos aprenden y, por lo tanto, nos recordó la necesidad de ser cada día la mejor versión de nosotras mismas.

Hablamos de la muerte, mencionamos algunos de los temores que tenemos frente a ella, y fue muy valioso tocar el tema, pues generalmente es tabú y por lo tanto no se trae a las conversaciones. Esta vez estuvo muy presente y pudimos ver diferentes caras de ella.

Aunque había personas que conocieron a Carolina y otras que no, ella estuvo presente en nuestras conversaciones y nos trajo las enseñanzas que pudimos ver, tales como vivir el día a día con sus hijos y vivirse la vida intensamente en el presente.

Muchas gracias por el espacio y compartir tus reflexiones para que este círculo.

Hasta pronto!!!

Un abrazo,,

Natalia  

3 vistas

Entradas Recientes

Ver todo