Buscar

Y ahora, hablemos sobre el Poder!

Te voy a contar lo que me quedó de la conversación que tuvimos el miércoles sobre el Poder. Mi sensación al terminar el círculo fue de mucha alegría! Fue sentir que tenía el poder cerca y a la mano y que cuando quiera acceder a él, es “simplemente” hacerlo…

Y te voy a contar por qué llegué a esta conclusión. Lo primero que nos dimos cuenta fue que hablar de Poder es algo extraño y no tan fácil para muchas personas. Fuimos pocas las que llegamos al círculo. Y es que el poder de la mujer ha sido condenado de muchas maneras. Las mujeres que se conectaban con su intuición y podían sentir y saber cosas que racionalmente no era fácil de comprender, fueron llamadas brujas y quemadas en la hoguera. El poder de crear vida y de tenerla en su vientre fue minimizado y enviado, literalmente, a la cocina. No era para mostrar… El poder femenino ha causado mucho temor e inestabilidad en los hombres, y por eso ha sido, en muchos casos satanizado. Y esa es parte de la historia con la que, hoy en día, hemos crecido las mujeres.Reconocer esa historia nos permite acogerla, hacerla nuestra y si lo decidimos, cambiarla.

También mencionamos las muchas caras que tiene  “este” poder: el que te he invitado a mirar y a conocer. Mencionamos el poder que sentimos cuando logramos cosas, cuando estamos conectadas con nosotras y con nuestra verdad, cuando somos fieles a nosotras mismas, cuando hacemos lo que hacemos guiadas por lo que somos, sin esperar aprobación de los otros.

Estuvimos conversando sobre algunos de los caminos por que hemos transitado en busca de ese poder. Uno de esos caminos es el autoconocimiento y llegar a aceptarnos tal cual somos, con nuestras luces y nuestras sombras, y a partir de ahí,  abrazarnos y amarnos completas, tal como somos. Y ahí encontramos el poder... Otro camino ha sido contactarnos con la abundancia, con la fe, con la conexión con el ser superior, para reconocer que el Poder está dentro de nosotras, que no nos abandona y que siempre estará a la mano en el momento en el que lo necesitamos, pues hay una fuente eterna del poder “verdadero”. Y seguro que hay muchos caminos más!!!

Hablamos sobre la vulnerabilidad y el poder de conectarnos realmente con otro. Mencionamos que una forma de conectarnos es cuando aceptamos nuestra imperfección y que esta también nos conecta con el poder, desde donde sabemos que podemos aprender y hacerlo diferente la próxima vez.

Finalmente terminamos diciendo que tenemos la responsabilidad de mostrar y compartir nuestros dones con el mundo. Y el primer paso es declararnos Mujeres Poderosas.

Para mí, tener contacto con mi Poder ha sido una experiencia increíble… no me ha hecho distinta y, al mismo tiempo he cambiado totalmente… y de verdad que quiero que todas las mujeres podamos sentirlo, vivirlo y mostrarlo. Es como un imán que atrae, es una luz que brilla e ilumina… no dejes de buscarlo. Está contigo.

Un abrazo,

Natalia

4 vistas

Entradas Recientes

Ver todo